El séptimo día

Autores/as

  • Gonzalo Abril Universidad Complutense de Madrid

Resumen

El desarrollo de la escritura desarraigó muchas formas de interacción social de su
aquí y su ahora, de los nichos locales y de la experiencia presencial en que se producían,
de esas «coordenadas espaciotemporales de acción dramática» (Poster, 1990) que
enmarcaban el habla y determinaban las posiciones enunciativas en el seno de una
comunidad. El lenguaje fue, pues, «reanclado» (en el sentido de Giddens, 1993) por
la escritura en condiciones de distancia espaciotemporal, y esto supuso la traducción
de algunas propiedades de los géneros conversacionales en tanto que propiedades textuales,
determinadas ahora por la objetivación visual y la espacialización sincrónica.
Por ejemplo, el señalamiento del contexto comunicativo oral (la deixis) hubo de ser
reconstruido en los términos del simulacro enunciativo escrito, es decir, como una red
de referencias internas (anafóricas) en el escenario espaciotemporal del texto. En ese
escenario virtual el yo se descorporeizó y adquirió también la forma de una instancia
virtual: una trama de «marcas de subjetividad».

Descargas

Publicado

2004-12-15

Número

Sección

Miscelánea